fbpx

La tecnología se desarrolla y sigue evolucionando, tanto en lo positivo como en lo negativo. Los ciberataques también se adaptan y se sofistican con el tiempo; los ciberdelincuentes ponen a punto nuevas herramientas y técnicas maliciosas mientras los proveedores de ciberseguridad diseñan nuevas formas de detectar y bloquear esas amenazas.

Dicho esto, en el clima actual hay ciertas estrategias que debes tener en cuenta, enfocadas a reducir tu exposición y mejorar tus defensas. Elegir una buena plataforma, ser prudente y aprender de la experiencia son una ayuda para mantenerse al margen de la mayoría de las amenazas, así como para detectar y responder más rápidamente a los ataques.

Una de las razones que hace que la ciberseguridad sea un reto es que su que su perímetro ha cambiado. Antes, las herramientas de protección se construían alrededor de un concepto: proteger el interior contra amenazas exteriores. Los servidores, aplicaciones, usuarios y datos dentro de la red eran siempre fiables, mientras que todo lo que venía del exterior suponía una amenaza potencial. Pero la generalización de las redes Wi-Fi públicas gratuitas, los dispositivos móviles, los ordenadores portátiles y la computación en nube han anulado la idea de que existe un único perímetro que defender. La mayoría de los ataques se aprovechan de credenciales robadas y suplantan a usuarios legítimos, por lo que ese viejo modelo de defensa ya no es válido.

Una de las respuestas ante esta nueva realidad, de cara a implantar nuevas plataformas y tecnologías, es que los proveedores de ciberseguridad inevitablemente deben desarrollar soluciones que se adapten para cada tipo de usuario. Mientras, en el otro lado del espectro, los ciberdelincuentes también se adaptan y ponen a punto nuevas técnicas: el aprendizaje automático y la inteligencia artificial se usan para automatizar el proceso de desarrollo de ataques personalizados y evitar la detección.

Cómo mejorar tu protección de tu red

El objetivo de tu red de seguridad debe ser aumentar el nivel de dificultad necesario para que un intruso pueda acceder a ella, así como facilitar la detección de cualquier intruso y detener un ataque en curso.

1) Utiliza herramientas de análisis.

Son una de las claves para detectar los sofisticados ataques actuales; asegúrate de que los métodos de detección de amenazas tienen en cuenta tanto los hechos en tiempo real como el historial de incidentes pasados. Con este conjunto de datos puedes aplicar el aprendizaje automático para hallar amenazas que ni siquiera sabes que existen.

2) Evalúa tus objetivos y la superficie de ataque posible.

Elige un método de detección de amenazas que pueda hacer frente a tu carga de trabajo y al uso que le das a tu equipo. Alinea tus objetivos de seguridad con las exigencias de su empresa: hay más de una forma de mejorar tu estrategia de seguridad y detectar amenazas.

3) Elimina las vulnerabilidades antes de que se detecten amenazas.

Las evaluaciones de exploits permiten identificarlos y eliminarlos antes de que sean utilizados. Evalúa todas las aplicaciones, incluyendo código, código de terceros y las configuraciones.

4) Alinea los datos de múltiples fuentes para mejorar su uso y los resultados.

Recopila e inspecciona los datos de tres fuentes para detectar actividades sospechosas: web, registros y red. Cada uno de ellos guarda claves para la identificación de ciertos tipos de amenazas y juntos presentan una imagen completa para una mayor precisión y un contexto que puedas procesar.

Previene Ransomware

1
Hola ! Tenemos la solución antivirus para su Empresa . Solicite una prueba GRATIS en su red por 15+15 días con todo el apoyo de nuestro Soporte Técnico en Argentina
Powered by